lunes, 30 de marzo de 2015

A saber: La Complejidad y la Forma. Capítulo 2



                 II Embriología e historia

              El autor nos menciona desde un principio, que la civilización egipcia contaba con una elaborada escuela de medicina, comentado la anécdota de la esposa de Nerón donde empolló un huevo de gallina entre sus pechos para determinar el sexo del feto que estaba gestando –la cual resulto acertada- entre otras historias, como que calculaban en las incubaciones –de huevo de gallina- la temperatura por medio de los parpadas, a pesar de esta forma rudimentaria se lograba resultados muy parecidos en comparación a la técnicas modernas para incubar.

                En esta misma civilización se ubica un culto a la placenta donde era concebida como “haz de luz” y “Sol”, destacando que Atón era el Dios del Sol, el cual en un momento de la historia -1400 A.C.- por el Faraón Amenosis IV lo intento de incluir como único Dios y dictó un himno donde se aprecia por primera vez la idea del embrión. Luego se transporta a la antigua India donde toman en consideración en el proceso de embriología cuatro elementos fundamentales presente en el embrión para dar inicio al desarrollo del ser humana a saber, el semen paterno, sangre menstrual –elementos físicos y orgánicos- el “atman” y el “manas” –elementos espirituales-. Esta cultura antigua describe este proceso de formación del humano en el vientre materno señalando que las partes duras provienen del padre y las partes blandas de la madre.

                Se realiza un paseo por algunos pensamientos de la antigua Grecia, sobre la creación del mundo en comparación con el proceso para el desarrollo del ser humano, por textos griegos, donde filósofos mantenían que el feto se alimentaba por la boca mientras que otros sostenían que se nutrían como una esponja, es decir que toda la estructura corporal absorbía los nutrientes, así mismo  490 – 430 a.c. Empédocles de Sicilia postuló la fuerza e influencia que podían tener la imaginación materna sobre el embrión para dar la explicación ha “monstruosidades” y a los gemelos.

                De igual forma el autor señala que Demócrito de tracia mantuvo que el útero era responsable para dar forma humana al feto aun así todavía se establecía la visión patriarcal donde la mujer no tenia tanta importancia para el desarrollo del feto a humano, de igual manera se sugería el arquetipo de Gea. Es notable indicar como lo hace Aranda, que los egipcios no consideraran como responsables de la procreación a la hembra, ya que la madre solo era el nido del feto. El autor menciona que Aristóteles incorpora unas series de ideas y conceptos para el campo de la embriología en sus famosas obras –Sobre las partes de los animales y Sobre la generación de los animales- así mismo él cuestiona algunos aspectos de la preformación y atribuye que algunos partes del desarrollo del embrión eran por sucesión en el organismo, por ejemplo el ánima –alma-. Galeno que apareció un tiempo –Silgo II D.C.- después contribuyó con ideas originales como lo fue la Tria principia.

                El autor nos presenta la teología y la embriología en relación con el momento de la aparición del alma, para algunos dirigentes de la Iglesia Católica el alma se pronunciaba en el feto en cierto tiempo –al primer mes o al sexto mes- mientras para otros el alma surgía desde un principio, para la tradición judía se pronuncia una dualidad donde el padre y la madre son igual de importantes para el desarrollo del embrión. Armando Anzalda nombra a importantes personajes de la historia como Tomas de Aquino y Alberto Magno, este ultimo realizó aportes interesantes en la embriología animal como lo fue el descubrimiento de islotes sanguíneos pulsátiles; luego nos menciona las contribuciones realizadas por Leonardo da Vinci como lo fueron sus grandes dibujos anatómicos y la función del cordón umbilical entre otros,  así como el importante aporte de Falopio y Eustaquio.


              En todo el capítulo se realiza un esbozo pasando por diversas contribuciones algunas enfrentándose a distintos pensamientos como lo fue cambio del preformismo al epigénesis y las controversias entre los ovistas y animalculista. También se denota una estructura por etapas para ir observando como ha evolucionado los pensamiento, estudios y formas de ver el proceso de la embriología desde antes hasta después de Cristo pasando por Aristóteles, el Renacimiento, Romanticismo, hasta épocas muchas mas tecnológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario