domingo, 26 de abril de 2015

El pequeño arquitecto del universso de Jonuel Brigue


    
          "He decidido ser sinsero. Decir la verdad. No puede un hombre hacer nada importante -auténtico- si está inhibido por consideraciones y respetos. El temor de herir, el deseo de agradar. Me había gobernado hasta ahora el intento de mimético de pasar inadvertido para no sufrir sin necesidad la hostilidad de los otros. Soy diferente y los muchos desconfían del que diside, esto lo sé bien."

       Así comienza el libro “El pequeño arquitecto del universo” de Jonuel Brigue (Pseudónimo de José Manuel Briceño Guerrero). El autor refleja a un hombre solitario con pensamientos en lo más profundo de su consciencia, continuamente nos describe hechos biológicos, psicologías y algunos sociales.  Varios lectores pueden sentirse un poco incomodo con pasajes del libro en cuanto a la sexualidad. A pesar de ello durante la lectura del ensayo, el hombre solitario (aunque no tanto) muestra una falsedad en su vida cotidiana, con lo cual algunas personas podrían identificarse.




   

              En lo personal, la constante reflexión para observar y construir su mundo fue imprensindible, por que ello me recuerda a mi quehacer educativo y pedagógico, donde día a día debo de reflexionar  acerca de los modo de socializar los conocimientos académicos con los estudiantes, para una enseñanza-aprendizaje significativo. Otro aspecto que muestra la lectura es la progresión de lo divino a científico, que recuerda la evolución socio-cultural de la humanidad. Recomiendo leer “La dramatización del pensamiento de Briceño Guerrero” de Gustavo Fernández Colón para una mejor comprensión de sus lecturas.

            “El conjunto de su obra revela la unidad de propósito de un vasto proyecto de indagación del Ser, que extiende su objeto de reflexión desde las profundidades de la conciencia donde termina la memoria y se palpa la nada, hasta las fibras más menudas de los múltiples discursos culturales que integran la compleja trama de la vida social.” (Fernández 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario