domingo, 15 de mayo de 2016

Anatamía comparada: Analogía y homología



            Para Pérez y García (2009), las semejanzas de ciertas partes entre los diversos organismos puede comprenderse ateniendo a tres criterios: origen, función y aspecto. En este sentido, a las estructuras morfológicas que comparten un origen común, se denominan estructuras homólogas, esta similitud es explicada por la evolución divergente. Y, las análogas hacen referencia a partes o rasgos que revelan una función similar, pero de origen diferente, esto es explicado por la evolución convergente.

            Antes de continuar es conveniente aclarar qué o a qué se refieren cuando los biólogos evolutivos comentan acerca de evolución convergente y divergente. La evolución convergente “ocurre cuando organismos con un parentesco muy lejano, pero sujetos a presiones selectivas similares, adquieren independientemente características adaptativas equivalentes” y la evolución divergente “ocurre cuando una población, o un fragmento de ella, queda aislada del resto de la especie y, debido a presiones selectivas y factores azarosos, sigue un curso evolutivo diferente.” (Curtis, 2007).

A continuación, voy a señalar algunos ejemplos para ambos conceptos.
Analogía:

Las alas de las moscas, murciélagos,  palomas y del pterosaurios son análogas. 






La estructura externa (armadura) de los pangolines y los armadillos; ambos pertenecen a distintos ordenes,  los armadillos al orden Cingulata y los pangolines al orden Pholidota.





Las aletas de los peces, ballenas y delfines. 





La extremidad anterior del grillotopo, topo y pichiciego menor.





Homología:





No hay comentarios:

Publicar un comentario