jueves, 6 de agosto de 2015

Museo y Educación.



        Según Orellana (2005), un museo es una institución donde la sociedad almacena, conserva y expone, muestras de objetos valiosos a la humanidad; como obras de artes, documentos históricos, cuadros, artefactos, entre otros. Por otro lado, Maceira (2008), expresa que no se podría decir que exista una esencia que pueda definirlo. Del igual forma señala, la ventajosa utilidad que tienen para mostrar ideas, conocimientos y eventos relevantes en la humanidad. 
 
            En el mismo sentido Maceira, indica que no es un almacén de cosas viejas, por el contrario se han convertido en instrumentos relevantes y de prestigio en la sociedad actual. Un lugar para compartir, socializar y fundamentar saberes con las personas. En efecto, un sitio donde se ha logrado desarrollar formas de comunicar, difundir y divulgar conocimientos, promover la curiosidad hacia la racionalidad, el humanismo individual y colectivo. Hoy en día, se presentan diversidad de museos que manifiestan áreas en específicas. 

            Así pues, existe una relación tipología en función a los temas y colecciones, Maceira los clasifica: 1) museos de arte; 2) de antropología, incluye museos de historia, arqueología, etnografía; 3) de ciencias (se incluye la historia natural); y 4) generales, pudiendo ser temáticos y/o abarcar diversas esferas de la vida social que no corresponden a las otras clasificaciones, como museos sobre la industria, los textiles, los deportes, oficios, los derechos humanos, entre otros.



            Desde el punto de vista educativo, son espacios importantes, puesto que, como recurso didáctico ayuda a la formación de los estudiantes. Siendo un escenario que favorece el encuentro visual y auditivo, con una información organizada, sistemática y fundamenta, a través de fotos, imágenes, mapas, herramientas, especímenes, etc. Todo este ambiente dirige una promoción hacia un aprendizaje eficaz.


            En el mismo orden de ideas, Orellana nos menciona que la exposición de un museo, en sí misma es un medio de comunicación, y puede ser un espacio y recurso de aprendizaje. Debido que los estudiantes, en algunos casos, por medio de la experiencia vivencial, se ubican con un acercamiento de valorización de conceptos científicos, puesto que al observar las evidencias empíricas, socializa y reflexiona acerca del mundo circundante.  

            Por último, al realizar una experiencia con estudiantes de secundaria, en la elaboración de un museo escolar para la comprensión evolutiva humana, permitió evidenciar ciertos aspectos: se fomento el aspecto investigativo, incremento del vocablo científico, promovió la indagación sobre el origen de la vida y profundización de aspectos biológicos para la formación del humano actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario