sábado, 6 de febrero de 2016

Cují yaque (Prosopis juliflora)



            El mezquite o mejor conocido en Venezuela como Cují o Cují yaque (Prosopis juliflora) es uno de los tantos árboles emblemático presentes en esta región.

            Características: Árbol o arbusto espinoso, de 2 a 12 m, y hasta 15 m de altura con un diámetro normal de hasta 40 cm.  Hojas perennifolias. Las flores en racimos de 6–11 cm de longitud, amarillentas. Los frutos son legumbres de 10–25 cm de largo por 10–16 mm de ancho y 4–9 mm de grosor, comprimido.

            Utilidad: El follaje y los frutos son utilizados como forraje para ganado bovino y caprino. La madera es utilizada para construcciones rurales y fabricación de herramientas; es catalogada como leña de excelente calidad. La corteza es empleada para curtir pieles; los exudados frecuentemente se utilizan para substituir la goma arábiga. Los exudados de hoja, corteza, raíz y flor son empleados en medicina humana. Las flores tienen un excelente potencial apícola, incluso se han establecido plantaciones de esta especie para utilizarse con este fin.

            Aponte, Paolini y Mogollón (s/f) en su experimentación concluyeron otros aportes que otorga esta planta a los suelos y su relevancia ecológica; señalan que el Prosopis juliflora posee determinadas características que le permiten equilibrarse en un hábitat con condiciones estresantes, actuando al mismo tiempo como una “isla de fertilidad”, aportando calidad de recursos, de tal forma produce una contribución en nutrimentos bajo su misma copa, sirviendo como para la recuperación de suelos semiáridos.


Escrito: Ninoska Fernadez y Eloy León


No hay comentarios:

Publicar un comentario